Disfrutar de un paseo en globo no representa ningún peligro y según muchos expertos, constituye la forma más segura de volar y no en vano se toman todas las precauciones para que así sea. El riesgo puede considerarse nulo y sólo se realiza la actividad si las condiciones atmosféricas son favorables y las travesías se realizan con viento suave.